Ahorra energía con el frigorífico lleno

frigorifico y nevera

Mucha gente piensa que llenando el frigorífico hasta arriba  se  consumirá más energía.  Pues la realidad es bien distinta, es que cuanto más lleno está cuando menos fluctúa la temperatura y se ahorra dinero en electricidad.

Planifica las compras en función de la capacidad de tu frigorífico

Comprar en grandes cantidades no solo es más económico, sino que es lo mejor para el frigorífico. Empecemos por el congelador:


Compra la carne una vez por semana y congélala. Puedes congelar un trozo entero metiéndolo en una bolsa de congelación (sin sacarlo del envoltorio de la tienda), o pide en la carnicería que te la corten en bistecs y congélalos individualmente. Con el envoltorio adecuado, pueden permanecer en el congelador durante seis meses.

Aprovecha todo el espacio que te sobre para almacenar bolsas de verdura y fruta congelada, lo que te facilitará la preparación de guarniciones, helados y batidos.

En el frigorífico solo es necesario dejar espacio suficiente entre los productos para que circule el aire y ver lo que hay al fondo. Coloca los productos que utilices con más frecuencia en la parte delantera para tenerlos más a mano cuando abras la puerta.

Guarda siempre la carne y el pescado crudo en el estante inferior para evitar que se contaminen el resto de los alimentos y tengas que tirarlos.

Escribir comentario