Ahorro Energético

El 20% de la electricidad  que consumimos en casa se destina a la refrigeración y congelación de los alimentos. Saber usar una nevera una vez comprada es imprescindible si queremos aligerar la factura eléctrica y hacerle un favor al medioambiente. Te proponemos una serie de consejos a seguir:

ahorro energetico frigorifico

Colocar el frigorífico o el congelador en un lugar fresco y ventilado (que circule el aire), alejado de posibles fuentes de calor: radiación solar directa, horno, etc.,

Limpiar, al menos una vez al año, la parte trasera del aparato, y comprobar que circula el aire libremente)

Descongelar antes de que la capa de hielo alcance 3 mm de espesor (podrás conseguir ahorros de hasta el 30%),

Comprobar que las gomas de las puertas estén en buenas condiciones y hacen un buen cierre (evitarás pérdidas de frío),

No introduzcas nunca alimentos calientes en el frigorífico (dejarlos enfriar fuera),

Cuando saques un alimento del congelador para consumirlo al día siguiente, descongélalo en el compartimento de refrigerados en vez de en el exterior (habrá ganancias gratuitas de frío),

Ajustar el termostato para mantener una temperatura de 5 °C en el compartimento de refrigeración y de -18 °C en el de congelación,

Abrir la puerta lo menos posible y cerrar con rapidez (se evitan gastos inútiles de energía).

 

 

La etiqueta energética

etiqueta energeticaEl objetivo de la etiqueta energética es informar al consumidor de la eficiencia y valores de consumo (agua y energía) de un electrodoméstico.

 

Una etiqueta energética informa al consumidor acerca de la eficiencia y valores de consumo de agua y energía.

Se compone de 7 niveles de eficiencia desde la clase A+++ (los más eficientes) hasta la D (los menos eficientes) a través de los que podemos comparar electrodomésticos de similares características y prestaciones.

 

La nueva etiqueta energética europea presenta nuevas clases más eficientes en el mismo formato e incluye nueva información como consumos anuales de agua y electricidad y potencia sonora.

Gracias a la incorporación de símbolos en lugar de textos permite ser entendida fácilmente en cualquier país y gracias a que es de una pieza no es necesaria ninguna plantilla.

 

 

La información de la etiqueta se refiere a:

  • Identificación del modelo y nombre comercial
  • La clase de eficiencia energética del aparato. La clase A indica que consume un 55% o menos de electricidad que la media de los aparatos del mercado. La clase B, entre el 55 y el 75%, la clase C, entre el 75 y el 90%; la D entre el 90 y el 100%… y la G consume igual o más del 125% de la media.
  • En caso de tener concedida la “etiqueta ecológica” de la UE, se situará un símbolo tipo  flor.
  • Consumo de energía expresado en Kwh/año.
  • Suma del volumen útil de todos los compartimentos sin estrella
  • (temperatura de funcionamiento superior a –6ºC)
  • Suma del volumen útil de todos los compartimentos de alimentos congelados a los que corresponda una clasificación por estrellas (temperatura inferior o igual a –6ºC)
  • Clasificación por estrellas del compartimento de alimentos congelados.
  • Ruido producido, expresado en db(A)


 

Electrodomésticos  EnergyStar

etiqueta energy starAlgunos frigoríficos también portan el logotipo EnergyStar. Estos productos se han diseñado para proporcionar una eficiencia sobresaliente en el consumo de energía, con lo que se reduce el consumo y también los costos de energía.
Al comprar electrodomésticos, consulte siempre la etiqueta EnergyGuide para comparar la eficiencia en el consumo de energía con otros modelos. Considere los electrodomésticos EnergyStar para obtener una
eficiencia máxima y el costo de funcionamiento más bajo.