Guía de Compra

Antes de realizar la compra de un frigorífico es recomendable tener en cuenta las necesidades de cada familia y saber el dinero que se esta dispuesto a desembolsar.

Una vez que se han analizado estos dos aspectos, hay otras cuestiones en las que conviene poner interés. ¿Necesita cambiar de frigorífico? Siga nuestros consejos para ver qué tipo de aparato le interesa más. Es recomendable  elegir muy bien el lugar de compra.

frigorificos modernos Guia de compra

¿sabías que los frigoríficos utilizan la tercera parte de la energía que se consume en el hogar?

Por esta razón, si tenemos un   frigorífico antiguo, es aconsejable reemplazarlo por uno más moderno ya que llas ultimas gamas consumen un 30% menos de energía.  El gasto inicial en la compra se puede amortizar en unos años.

 

Tipos de Frigoríficos

Para elegir el modelo adecuado, debe identificar el tipo de producto que va a responder mejor a las necesidades de su hogar y de su familia. Dependiendo del ritmo de vida que tenga o del número de integrantes de su familia, deberá escoger un modelo de más o menos capacidad.

Debe tener muy claras sus necesidades dado que un frigorífico demasiado grande puede ser un gasto innecesario si vive solo, o si forma parte de una familia numerosa, puede que necesite un gran congelador para almacenar grandes cantidades de comida.

Además, debe calcular el espacio del que dispone para colocar su frigorífico. De ese modo no afectará la sintonía de su cocina.
Los frigoríficos convencionales son los más sencillos y por ello económicos. Tienen un solo motor que hace funcionar el frigorífico y el congelador. Al haber un único regulador si se desea
congelar mucho también se enfriarán demasiado los alimentos de la zona frigorífica. Están divididos en una caja superior de congelador, por lo general, tres o cuatro veces más pequeña que el compartimiento inferior del  refrigerador. Son más económicos que la versión combinada.

Los frigoríficos combinados salvan el defecto de los anteriores al contar con dos motores independientes que permiten regular de distinta manera el frigorífico y el congelador dividido en  varias cajas inferiores. Resulta útil para familias acostumbradas a comprar y guardar mayor cantidad de alimentos congelados y el de congelados en la parte inferior. Estos modelos son más caros.

 

Disposición de módulos y puertas

Todo frigorífico que se preste debe tener espacios para conservar productos de distintas dimensiones, tanto apaisados como altos, y no tener rincones de difícil acceso.

Las baldas deben ser resistentes, fáciles de extraer y de limpiar. Mejor las de  cristal y con reborde para evitar goteos en caso de derrames.

Los controles de temperatura y humedad de fácil acceso (preferiblemente en el frontal del aparato ya que los de la pared interior obligan a vaciar un estante para operar los controles),

Algunos modelos incluyen cajones para la fruta y la verdura que mantienen las condiciones de humedad constantes, o cajones para la carne y los embutidos a una temperatura regulable,

Deben de disponer de buena iluminación y tener buena facilidad para realizar la limpieza interior.

 

Capacidad de almacenamiento

La capacidad de almacenamiento se mide en litros y dependerá del número de personas en el hogar y de los hábitos de compra (compra diaria o compra masiva periódica).

Para dos personas se aconseja un tamaño de unos 200 litros, mientras que a una familia de cuatro miembros le interesará un frigorífico de 350 litros o más,

Si la costumbre del usuario es aprovisionarse de productos para su congelado le conviene comprar un modelo con un gran congelador, mientras que si prefiere comprar productos frescos y tener variedad de refrescos y bebidas frías lo suyo es que compre un modelo con mayor volumen de frigorífico y menor de congelador

 

Eficiencia energética


 
El 20% de la electricidad que se consume en una casa se destina a la refrigeración y congelación de los alimentos. Por eso es importante comprar un frigorífico eficiente en su consumo, y por eso los frigoríficos están obligados por ley a mostrar la etiqueta energética, y para su categoría se han creado dos nuevas clases de eficiencia energética: la A+ (aparatos con un consumo inferior al 42% del consumo medio de un aparato equivalente) y la A++ (consumen por debajo del 30%).

La principal causa de la pérdida de frío de un frigorífico o congelador se debe al aislante que utilizan, así que las clases más eficientes (A, A+ y A++) cuentan con el mejor aislamiento y el consumo más eficiente. Compra un frigorífico con etiquetado energético de clase A+ y A++, ahorran energía y dinero.

 

Capacidad de congelación

La duración de los productos congelados es otro de los aspectos que se deben considerar. No es igual congelar para dos días que para varios meses. La medida de la congelación viene dada por las estrellas del congelador:

1 estrella: -6ºC de mínima temperatura, por lo que serán congeladores par mantener unas horas los alimentos.

2 estrellas: -12ºC de temperatura mínima. Los alimentos se pueden congelar hasta unos tres días.

3 estrellas: -18ºC de mínima temperatura. Los alimentos duran meses congelados.

4 estrellas: la congelación es más rápida y permite congelar mayor cantidad de alimentos.

 

Nivel de ruido

El motor del frigorífico debe ser silencioso. El nivel de ruido de su compresor puede ser desesperante, sobre todo si está encajonado o próximo a otras habitaciones de descanso del hogar (salón o dormitorios).

La etiqueta energética es muy valiosa porque nos da para cada modelo su ruido en decibelios. Compara los decibelios de varios modelos antes de decidirte.